Bergonzini.com

El muro

Y vuelvo otra vez al mismo sitio. Es la segunda vez que me encuentro con él. Pero es como si lo conociera de toda la vida. El me ha apoyado, me ha mostrado la verdad. Ha sido duro en el momento justo, frágil a medias tintas y sobre todo real como lo que le vengo a contar. Está ahí. Frío, rígido, duro, inamovible. Donde ha estado siempre. Él, mi muro. Mi Némesis. Todo lo que he dejado de ser está ahí. Curtido en una de sus caras, recordándome que pasó y como dejó de pasar.

Me acerco a él con cautela. Siempre de cara y a poca distancia, palpo de nuevo sus ladrillos, su desgastada pintura. Detecto todas y cada una de sus imperfecciones naturales, hasta que llego a ellas. Las únicas hendiduras provocadas. Casi no se notan, pero están ahí. Hay dos pequeña marcas una más profunda que la otra, y unas pequeñas manchas que nada a borrado todavía. Y es que la sangre es difícil de olvidar incluso para el intemporal muro. Comienzo a sentir el dolor intenso que recorrió desde los nudillos sangrientos hasta el centro neuronal. Allí donde reconocí el dolor intenso, ardiente, punzante, justo después del impacto, tras descargarlo todo: ira, amor, rabia, celos, orgullo, honor, maldad, amistad, ridículo, cariño, miedo, afecto, furia, ternura, cólera, pasión, frustración, dignidad, venganza, todo lo bueno y lo malo, todo lo efímero y lo eterno concentrado en un puño fugaz que había sido disparado sin retorno posible, con el único objetivo de chocar con el muro, de desalojar todas esas sensaciones, de olvidar lo sentido y que el intenso dolor nublara toda la razón que tanto temía. Es ese dolor tan intenso el que vuelvo a reclamar después de tanto tiempo de olvido. Y es mi muro el que me lo proporcionará.

Comienzo a cerrar el puño. Suavemente. Sin prisas. Intento imaginar todos los músculos como se van tensando uno a uno. Lentamente. Muy despacio, no hay prisa alguna. La tensión muscular comienza a aumentar poco a poco, un límite muy bajo para lo que debo concentrar. Por otro lado, mientras los músculos se cierran, voy acumulando cada uno de esos sentimientos. Los recuerdo uno a uno, su nacimiento, su vida y ahora por fin, su muerte. Concentrados en unos poco segundos de decisión, acertada o errónea, pero tomada. La tensión ya es suficiente, comienzo alzando el brazo, flexionando el codo lo máximo pegado al reacio bícep, hasta que el puño señala mi cara. La mandíbula ya prieta encajada en cada diente. El ceño fruncido y la respiración pausada. Unos instantes de concentración evocan los últimos sentimientos al cúmulo de lo efímero. Comienzo a arquear el hombro, abriendo un poco el codo, no mucho, lo justo, lo suficiente como para sentir el incómodo mal estar de mi hombro en plena torsión. Es ahora cuando realizo las últimas inspiraciones, llenando los pulmones con el aire cargado, para que en el momento del impacto poder soltarlo todo en el estallido. El muro y mi puño, la nada y mi todo, frente a frente, al escaso metro, un largo camino para un viaje tan corto.

Ha llegado el momento. Yo ya estoy preparado ¿Lo estará el muro?

Recuerdo que todo el ritual que he hecho es el mismo que seguí en su día, ahora con más sentimientos a punto de explotar. Recuerdo la primera aproximación que hice, para estar seguro de que daría de lleno, que no se movería y de que opondría toda la resistencia con la cual fue construido. Fue una primera aproximación rápida en nacimiento, pero lenta en su desarrollo. No había que precipitarse, no estaba preparado todavía, quedaban más sensaciones que acumular. Incluso pensé en retractarme y huir sin haber conocido al muro tan íntimamente. Pero me negué. Había llegado demasiado lejos y tenía que acabar el ritual. Y así lo hice.

Ahora la historia se repite. Yo, el Muro y unos pocos segundos de nuestras vidas.

Please enable Javascript (and reload this page) to add any comments.

  
¿Recordar información personal?

Emoticonos / Textile

Para evitar spam, se ha añadido esta estúpida pregunta . Si la resuelves correctamente tu comentario será publicado.
 

  (Registrar su nombre de usuario / Validarse)

Notificar:
Hide email:

Letra pequeña: Todas las etiquetas html excepto

Calendario

« Abril 2018
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Archivo

201510, 201509, 200912, 200911, 200910, 200909, 200711, 200705, 200704, 200702, 200701, 200612, 200611, 200610, 200609, 200608, 200605, 200603, 200602, 200601, 200511, 200510, 200509, 200507, 200506, 200505, 200504, 200503, 200502, 200501, 200412, 200411, 200410, 200409,