Warning: include_once(/home/content/b/e/r/bergonzini/html/blogs/alex/pivot/pv_core.php) [function.include-once]: failed to open stream: No such file or directory in /home/content/04/3998904/html/blogs/alex/archives/archive_2009-m10.php on line 10

Warning: include_once() [function.include]: Failed opening '/home/content/b/e/r/bergonzini/html/blogs/alex/pivot/pv_core.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5/lib/php') in /home/content/04/3998904/html/blogs/alex/archives/archive_2009-m10.php on line 10
Bergonzini.com - WebLog -

Bergonzini.com

El Cementerio

14 Oct '09 - 07:00 | §
Estirado en el suelo, contemplando el pleno cielo, viendo cruzar las nubes en figuras alimentadas por mi mente. Todas ellas caprichos de los recuerdos, todas ellas con la misma silueta para asombro de mis ojos, que no quieren otra cosa que deleitarse con ellas. Es un remordimiento interno que castiga mis pupilas, mientras la mente reclama los recuerdos y los diálogos. Estirado en el suelo.

Me levanto para alejarme de eso y paso a paso me distancio de los sentimientos. Paseando en el parque cruzándome con los desconocidos, cada uno con su mente en otro sitios, somos todos extraños, románticos del corazón que en plena tarde han perdido la inercia de sus vidas, para encontrar la paz de los pasos.

Los niños juegan allá a lo lejos, pelotas y columpios, risas y gritos me distraen por un momento. Una figura que se acerca a media velocidad, sudorosa conectada a una música encapsulada en su hombro, mientras su corazón va forzado a otro ritmo. El mío, desacompasado y melancólico resuena en tímido silencio para no ser dañado de nuevo, encerrado y protegido bajo coraza de latón, sigue siendo vulnerable a los caprichos.

Un latido, un paso. Dos latidos, dos pasos. Un ritmo que evita los pensamientos, escondiéndolos de nuevo, me digo para engañarme mientras sigo suspirando por el mismo pensamiento. Quien diría que existe vida tras este caminante perdido en el parque, que haciendo camino va enterrando sus sentimientos. El parque esta lleno de recuerdos abandonados, un cementerio al que llevo tiempo acudiendo para no olvidarlos. ¡No te calles! | TrackBack

En mitad de la calle

12 Oct '09 - 07:00 | §
Tremendo sol que hace hoy, mi sombra apenas es un punto minúsculo bajo mis pies. Es un sol de esos que cae peso sobre la piel, sin permiso pero con todo el derecho me envuelve en un tierno calor del cual soy plenamente receptivo. Resulta una grata sensación disfrutarlo, aquí inmóvil, en mitad de la calle.

Camino muy despacio, quiero que cada uno de sus impactos despierte mis sentidos. Acelero un poco y los veo seguirme apresurados, mi piel los extraña y se lamenta, pero el sol brilla y soy testigo de ello. Apenas se escuchan ruido en la calle, un peatón extrañado me mira como loco que me precio y sigue su carrera arrimado a la pared. Necio de él que se esconde del dios sol. El calor me incita a pensar, emanan de mi diferentes recuerdos, creando una sonrisa en mis labios por haber podido vivir y disfrutar, que hermoso día que me está contagiando de su energía.

Ya no se cuantas calles llevo ya, pero me siento ardiendo, no importa si me ciega por un rato, sigo caminando y disfrutando, en mitad de la calle donde todos parecen haberme dejado un hueco en sus quehaceres diarios. Soy el único capaz de disfrutar de este baño de sol y siento pena por quien me ve, incapaz de transformar su interior en una copa adictiva de alegría, con lo hermoso que está el cielo.

Los miro corretear a mí alrededor, protegidos bajo sus paraguas, intentando no mojarse, acelerando su paso para salir del camino y buscar un pronto refugio. En medio de esa lluvia estoy yo y mi sol en lo alto del cielo, ignorando lo que me rodea para crear este momento, como el día en que el sol brilló sólo para mí. ¡No te calles! | TrackBack

Odiame

11 Oct '09 - 09:00 | §
Dime que me odias. Dime que no me quieres. Dime que no me necesitas. Necesito oírlo. Quiero que fluyan esas palabras de entre tus labios. Que mis oídos se estremezcan ante esas verdades. Dilo, no calles. No puedo imaginarte amándome. Lo deseo, pero no puedo. Me obligas a imaginarte, a soñarte, a desearte. Me perturbas al alba, a cada instante de la mañana, en la tarde, cuando el sol duerme, por la noche entre suspiros de almohada. Eres tu la que me embrujas, la que me seduces y luego me olvidas. Eres la que deseo y no quiero, la que amo y temo, la que adoro y sollozo.

Necesito que me odies, necesito que no me quieras. Quiero que retires ese hechizo que me esclaviza y me obliga a reflejarte en cada pensamiento. No se como lo has hecho. No entiendo tus motivos, pero sabes que estoy ahí y sabes que soy tuyo.

¿Dime porque el primer pensamiento es siempre tuyo? ¿Porque respiro para desearte? ¿Porque niego lo que pienso y siento? ¿Eres a caso dueña de mi alma, de mi cuerpo? ¿Eres la diosa de mi futuro, la guía de mi camino? ¿Pero a que precio?

Necesito las respuestas a estas y muchas otras preguntas. Necesito la verdad que tanto deseo. ¡No puedo esperar, dilo ya! Grita si me oyes. Ríe si te divierto, pero no permanezcas indiferente, ignorándome, haciendo de mí tu esclavo, tu juguete diario.

Me tienes y no me utilizas. Me sientes, pero olvidas. Me insultas con palabras de amor que no alcanzo, que aspiro y no merezco. Ódiame por favor. Necesito eso, una palabra, algo que cambie mis sentimientos, que no me obligue a desearte a cada instante, que mis latidos dejen de llamarte. Por es no puedo odiarte, no puedo alejarte, mi vida te pertenece, has interferido demasiado en ella.

Se que no lo he dicho, que me cuesta reconocerlo, por eso te lo escribo, para que no lo leas, para que lo creas. No quiero que sepas lo mucho que te siento, lo mucho que te quiero. No quiero que me oigas susurrar dulces amoríos, no quiero desearte ni quererte. Quiero negarlo, quiero ser libre y vivir como antes. Necesito esa paz de la cual disfrutaba antes de conocerte.

Por eso te digo, que me esperes y no te escondas, que por mucho que tarde, llegaré a alcanzarte, ya que mi amor te pertenece. ¡No te calles! | TrackBack

El otro lado de la mesa

10 Oct '09 - 17:23 | §
El poder de una sonrisa, provoca toda clase de química enloquecida en mi ser. El poder de una mirada provoca el estremecimiento en todo mi cuerpo, mecido por cada una de sus palabras, desde el otro lado de la mesa, contengo las emociones y los sueños que golpean sonoramente mi consciencia. Como no sentirse seducido por ella, cuando no existe el tiempo en ese momento. Como no adorar ese ser maravilloso que te ha cautivado desde el primer momento.

Sus manos se agitan en la distancia, pintando momentos en pleno aire, como si de acrobacias se tratasen, absorto en sus movimientos con el único deseo de alcanzarlas, de rozarlas accidentalmente me excusaría, en un acto premeditado de absoluta adolescencia. No dejo de pensar en cada una de esas palabras que salen de sus labios, transformados en melodía por mis oídos, un juego diabólico de mi mente que no deja de perderse en ella y todo lo que representa. ¿algún día podré besarla? me digo y me sorprendo, espero no haberlo dicho en voz alta y ser sorprendido por que tal vez desde el otro lado de la mesa eso es lo que espera. Rebusco en mi alguna pizca de valentía. Donde la habré escondido, en los bolsillos solo tengo unas monedas, ahora que tanto la necesito la habré perdido en algún recodo el camino.

Alguien puede detener el mundo para vivir en este instante de locura, disfrutando de su compañía y de su presencia, que tanto tiempo he soñado y ahora por fin en unos minutos que atesorare en mi vida, puedo compartir las banalidades de este universo, mientras por dentro me muero en cruzar la mesa y decirle en susurros lo mucho que representa.

Todo mezclado con aroma de café, en una tarde que perdura en la retina de mi vida. Se ha dicho... | TrackBack

Ángeles y demonios

09 Oct '09 - 13:45 | §
¿Cuál de entre todos los ángeles ha dejado un suspiro en cada uno de mis latidos? De entre todos los demonios, ¿Quién se ha atrevido a encadenarme siempre al mismo pensamiento? ¿Qué fuego es el que arde en mis entrañas haciendo de mis emociones volcánicas explosiones?

Siempre buscando lo imposible, al límite de lo real, apurando lo místico, lo divino. Implorando fantásticas realidades y soñando con convertirlas algún día en algo más que pura química. Esa es la vida de un romántico empedernido, un vaivén de melancolías, entre sábanas de dulzura.

Libertad, divina opresión. Vuelva tu marginal esencia a inundar mi presente para hacer de mi el ser efímero que antaño surcaba los tiempos sin tan pesada conciencia. Guía de nuevo mi rumbo y vela por todas y cada una de las acciones que he errado tantas veces en el epílogo de la vida. Escucha pues esta oración que te brindo y haz de mis deseos, hechos. ¡No te calles! | TrackBack

Pensamientos

07 Oct '09 - 16:20 | §
Es difícil pensar en otra cosa que no sea este absurdo Jihad perdido de ante mano y con muy graves heridas. Pero es que como guerrero que me precio quiero gozar en la batalla, aunque sea con la única arma que me queda, la letra. Y es que en esta batalla de la no consciencia, la ignorancia juega un papel excepcional.

Lo absurdo de todo esto, es que estoy solo en la lucha, no hay enemigos ni aliados que acompañen las horas de muerte, simplemente unas frases y la fuerza que las impulsan a salir de la mente.

Con todos estos argumentos en contra y los que quedan todavía por llegar, continuo en primera línea esperando ser blanco de algún proyectil perdido entre la nada y el infinito. Quién dispare ese ardiente acero no tendrá importancia, lo que si se desconocerá es el motivo que impulsó al individuo, no a disparar, sino a ofrecer un blanco fácil. Y es que la vida está llena de tonterías y a cada tonto nos gusta representar una y otra vez el mismo papel, leyendo siempre las mismas líneas.

Es como una droga. Es adictiva, pero no peligrosa. Es preciosa, pero muy, muy cara. Siempre en pequeñas cantidades, nunca llegando a alcanzar la sobredosis. Y ahora, en el periodo de abstinencia uno se siente frágil, débil, sensible a cualquier cambio, adicto a un pasado de alucinógenos naturales.

Aun teniendo un jardín de falsa felicidad uno se siente más esclavo de su pasado. Sabiendo que nunca podará esa rosa que tanto le gustaba, o ese árbol donde buenas sombras dieron cobijo mágicos momentos. Y es que la destrucción de la materia no haría más que hacer más vulnerable al jardinero que continúa cultivando, a escondidas, ese amor perecedero.

Sigo diciendo que el ser humano es racional, ahora he aprendido, sólo en pequeños momentos. Todavía sigo pensando, que de estos extraños momentos pueden sacarse algunas lógica conclusiones. Porque ahora, el dominio de mi tiempo no lo rige mi cordura, sino que las riendas están fuertemente cogidas por esa estúpida sensibilidad. ¿ Dónde puede esconderse tal cúmulo de fuerzas durante tanto tiempo y explotar en latidos de tiempos muy pequeños para durar eternamente ?. Ahora que estoy a lomos de todo esto no siento control alguno, sólo el viento en mi cara agitando mis recuerdos, y el dios tiempo como único camino.

Muchas heridas deberán sanar. ¡No te calles! | TrackBack

Salto al vacío

06 Oct '09 - 07:00 | §
Caminando, sin camino,
con rumbo al olvido
Paso tras paso, dejando atrás lo imposible.
Caminando, sin esperanzas y sin sueños.
Todos sesgados por no merecerlos.
Caminando, en silencio y sin lamentos.
Directo al precipicio.
Corriendo, tal vez huyendo.
No merezco el sentimiento.
Corriendo, hasta perder el aliento,
Ya no queda nada por perder.
Duele tanto el no tener.
Con los ojos cerrados,
valiente estúpido,
loco soñador,
Sin remedio y sin pasión. ¡No te calles! | TrackBack

Gotas de lluvia

05 Oct '09 - 08:30 | §
Dicen que la tristeza crea los días lluviosos, que las gotas de agua al caer son todas esas lágrimas acumuladas en los corazones. Todas esas nubes que ves en el cielo, representan a cada uno de esos locos pensamientos que nunca se dicen y que al impactar entre ellos la esperanza se escapa en forma de rayo. Por eso, cuando te mojas con la lluvia puedes sentir todos esos sentimientos resbalando por tu piel y al entrar en tu ser te contagia en forma de tristeza. Los que resisten, son capaces de sentir esa tristeza como algo renovador y la alegría de la limpieza les ayuda a contemplar cada una de esas lágrimas como el dolor olvidado, expresando sus pensamientos para así atrapar la esperanza.

Los que sucumben a la tristeza son capaces de reconocer en alguna de las gotas sus propios sentimientos y ahora son revividos y expuestos, imposibles de enmascarar bajo una falsa sonrisa. La derrota es certera por que no existen ganas de vencer y no puedes luchar cuando la lluvia no te deja ver, cuando los truenos te impiden sentir y cuando los rayos aciertan justo en medio de tu alma. Duele y sientes: el pasado olvidado, el presente agonizante y un futuro que quieres cambiar. Bebes y te embriagas: con los sentimientos propios y ajenos, con las esperanzas que te venden.

Encontrar todo esto en un simple día de lluvia es observar hacia dentro, superarlo es mirar a los que te rodean. Por que las palabras son fáciles de unir pero los sentimientos siempre son difíciles de expresar, eres afortunado si encuentras alguien en quien poder depositar ambos, alguien que transforme la lluvia en prados verdes, que te acompañe hacia el oasis del desierto y que ponga alas a tu corazón. Por que la lluvia va y viene, como el sol nace y muere, en cambio los sentimientos perduran, las alegrías, los deseos, las esperanzas, los anhelos, todo se funde, todo es sol y lluvia, todo es necesidad y temor, todo cabe en un mismo latido. Todo es, fue y será: ahora. ¡No te calles! | TrackBack

Un día para tachar

03 Oct '09 - 22:28 | §
Hoy es uno de esos días que no parece que valga la pena vivirlos. Hace un día esplendido, sol, calor, brisa suave pero por dentro hay una imparable y terrible tormenta que nunca podrá asomar. A quien le importa estos días de tristeza, a quien le importa si hace sol o llueve cuando lo único que desea es sumergirse en el pasado para recordar la intensidad de cada momento, abrazando lo que ya nunca se volverá a repetir.

Por que si tengo ganas de llorar no puedo reclamar esas lagrimas como mías, por temor de herir los sentimientos ajenos, aparentando una falsa mascara de normalidad mientras veo como el resto del mundo se destruye y yo simplemente debo afrontar esa destrucción para soportar un peso que no es mío, pero debo recogerlo como tal. Pues toda esa fachada, toda esa falsa normalidad no es más que la construcción de un muro tras otro donde esconder los sentimientos.

Esconder y aparentar lo que otros necesitan de uno. Reprimiendo lo que yo quiero sentir y de esa forma dejar de sentir. Olvidar y no recordar este alcohol que me envenena por dentro. Llorar sin lágrimas, en amargo silencio, con una sonrisa en los labios en este momento de pura tristeza.

Soledad es lo que siento. Me he acostumbrado tanto a ella que tengo los sentimientos enterrados en lo mas profundo de mi ser, sin poder explorar todo lo que tengo, recordando a cada instante esa parte del pasado que hoy debería formar un día de felicidad, un día que hoy se torna en nubes grises que pasan un velo para esconder lo que nos rodea.

Quien quiere sentir todo este pesar que me atormenta y volverá hacerlo en breve, cuando lleguen de nuevo los recuerdos de un último día que jamás podré olvidar. Hoy debería se un día de de esos, de esperanza de felicidad y no puedo dejar de llorar por dentro. Que difícil resulta la normalidad vista desde esta absurda perspectiva que seguramente nadie comprenderá y no espero que lo hagan, allá cada uno con sus problemas, yo ya tengo los míos que me acompañan desde hace ya casi un año, no me abandonan, me transforman en lo que soy, negando parte de lo que debería ser, sin ganas a evolucionar. dos valientes | TrackBack

Calendario


Warning: include_once(/home/content/b/e/r/bergonzini/html/blogs/alex/extensions/calendar/calendar.php) [function.include-once]: failed to open stream: No such file or directory in /home/content/04/3998904/html/blogs/alex/archives/archive_2009-m10.php on line 233

Warning: include_once() [function.include]: Failed opening '/home/content/b/e/r/bergonzini/html/blogs/alex/extensions/calendar/calendar.php' for inclusion (include_path='.:/usr/local/php5/lib/php') in /home/content/04/3998904/html/blogs/alex/archives/archive_2009-m10.php on line 233